martes, 27 de julio de 2010

Conseguimos retomar Fading Suns

Finalmente, y tras cerca de un año del última sesión, que a su vez estuvo distanciada cerca de tres años de la anterior, conseguimos retomar la épica de Fading Suns.

La verdad es que al principio la cosa fue lenta, pero mi mente recordó sin demasiados problemas porque me gusta tanto FS y comenzó a generar ideas una tras otra.

En la anterior partida el grupo habia estado a punto de disolverse. Mijail trataba de llevarse el mérito de la misión y acabó siendo tiroteado por el resto del grupo, por lo que no sabiamos muy bien como continuar sin rehacer el grupo.

Nos reunimos una semana antes y tratamos de llegar a un acuerdo. Finalmente la solución pasó por que Pablo Antonio Lope Dulcinea Hazat se casase de una vez con la hermana de Mijail, a la que llevaba cortejando bastante tiempo. Y al tratarse de un matrimonio conveniete para la casa Decados tanto el padre de Mijail como la mismisima Salandra le amenazaron e ilustraron al respecto. Para terminar de contentarle se le ofrecieron tierras en Iver si el matrimonio prosperaba.

Pese a todo esto hubo momentos de alta tensión durante la partida en los que pensaba que ibamos a volver a terminar con un duelo a muerte, que no seria el primero.

Con la boda ya en el horizonte los personajes salieron de caza junto con el Baron Ruthven Decados para conocer el feudo y la tierra de la novia. Dejamos la sesión cuando durante la caceria cascarones cubiertos de hielo se alzaron de entra las nieves de Malignatius para atacar a nuestros heroes. Tras un intenso combate y con los escudos bastante bajos de potencia los personajes se preparaban para investigar de donde podian provenir.

La verdad es que me lo pase bastante bien retomando esta vieja campaña, pero sigo teniendo la impresión de que en cualquier momento va a volver a explotar. La viperina lengua de Mijail es dificil de controlar.

En breve subire un resumen mas detallado de la sesión al Obsidian Portal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada