domingo, 28 de febrero de 2010

Stonehell + Castles & Crusades

Hoy he dirigido mi primera sesión de C&C.

Ha sido para dos jugadores tan solo, un asesino semielfo y un semiorco bardo. La verdad es que se han apañado bien.

Hemos jugado Stonehell y se las han arreglado para limpiar la barbacana sin demasiados daños, han podido regresar a la ciudad de Ajren (ya hablaremos mas de ella en el futuro) con un botín de 150 piezas de oro, con el que supongo terminaran de equiparse: que tuvieron problemas hasta para conseguir lo más básico durante la creación de personajes.

En general el sistema nos ha gustado bastante. Es familiar ya que la base es d20, y además muy ligero de reglas, con lo que jugar se hace fluido e intuitivo, los combates bastante rápidos y el sistema SIEGE se porta bien a la hora de suplir un sistema más detallado de habilidades, dando un amplio margen para la improvisación.

Como reglas opcionales hemos usado las siguientes:

- Creación de Personajes: dos tandas de tiradas de 3d6, pudiendo repetirse aquella tanda que no de por lo menos un +1 neto. Se pueden permutar 2 puntos de una tirada por 1 en otra. Se distribuyen a eleccion del jugador. Los puntos de golpe iniciales se pueden repetir si no te gusta el primer resultado.

- Los escudos deben ser destruidos. Los jugadores evitar el daño de un golpe recibido decidiendo que el escudo (si es que lo tienen) se parte al parar el golpe. Es una especie de segunda oportunidad. Los escudos mágicos pierden un +1 de forma permanente en lugar de partirse de primeras.

- Lamerse las heridas. Los personajes pueden una vez al día pararse a tratar las heridas y recuperar el aliento, restaurando así 1d6 puntos de golpe.

- Experiencia. Se obtendrá 1 PE por cada pieza de oro obtenida en el reparto del botín. Los objetos mágicos también concederán experiencia tal y como se indica en el manual de jugador de C&C. Los personajes con 16 o mas en su atributo primario obtendrán un bono del 10% en la experiencia obtenida. La experiencia se obtendra una vez los personajes se encuentren sentados en una taberna repartiendo el botín y contando sus historias a los parroquianos.

La regla de lamerse de las heridas se la he robado a Michael Curtis de su campaña de la Frontera. La del escudo también la usa Michael así como Chgowiz en sus campañas, aunque creo que la primera vez que la escuche fue a Kano en la lista de dnd-es.

En definitiva, nos ha gustado bastante el sistema, aunque me he quedado con las ganas de que los personajes entrasen en el Dungeon en si... aunque pensándolo mejor, quizás mejor así, para la próxima vez lo mismo pueden ir con un grupo más amplio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada